Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
2 mai 2011 1 02 /05 /mai /2011 17:44

joaquin-gallo.jpg(Notas sobre el 1ero de mayo del 2011)


Hay días en los cuales parecen reunirse de un golpe todos los espíritus del mundo.

Este domingo único fue uno de esos días. Al menos para mí.

En el vaticano se hizo santo a Jean Paul II. En Buenos Aires se le dijo adiós al gran escritor  Ernesto Sábato. En Pakistán soldados americanos mataron a un tal Osama Bin Laden.

Y allá, en Santa Clara, la ciudad de mi infancia, mi madre me dice por teléfono, bien temprano en la mañana, que acaba de fallecer  mi padrastro Joaquín.

Por supuesto que los períodicos y las televisoras vociferan las tres primeras noticias. Es siempre así, esa Historia que yo llamo Externa es la de todos, es decir, la de una mayoría. Es la Historia que se escribe con mayúscula y que nos imponen la política, la religión, las artes, o la estupidez humana. Depende. Esa es la Historia que segmenta el tiempo, nos reune o nos dispersa, y siempre nos obliga a no serle indiferente. Sobre todo ahora, que parecen no existir más los misterios de la intimidad, la discreción, ni el silencio.

Somos ahora esclavos de esa Historia a la vez propia y a la vez ajena que nos dictan los poderes, el dinero, y las imágenes de las pantallas. Que nos desvía como idiotas hacia el mismo sitio donde nos incitan a aplaudir o a repudiar de manera casi unánime y a la vez.

Yo prefiero este domingo caminar a solas por las calles de París con el silbido de una canción de mi padrastro Joaquín llegando al cielo.

Aquel  hombre desconocido que llegó junto a mi madre a casa para llevarme cada atardecer a un cine de Marianao después de salir de la playa. El que construyó mi primera biblioteca y me compró en una librería de Santa Clara los libros de Jules Verne y de Salgari, casi al mismo tiempo que me mostraba los tesoros del almacén de juguetes que él dirigía para hacer de mí, por temporadas, el niño más feliz entre los amigos del barrio que se disputaban la suerte de contemplar mis soldados de plomo, los carros de bomberos y las pistolas de vaquero.

Joaquín, silbando siempre una canción bajo la ducha o al buscar los mandados, ante el asombro de los serios y de los aburridos, que me llevaba enormes jabas de comida a las escuelas al campo, y colgaba en la pared de la sala mis medallas de Atletismo y los diplomas de la universidad.

Cuantas cosas no le dije a tiempo. Yo, que siempre lo traté de usted, no pude imaginar que aquella madrugada de la primavera de 1996 en que lo abracé antes de volar a Francia, sería la última de todas.

Nos hace falta a veces encontrar en el dolor lo perdido, muchas de las señales pequeñas que nos alejan de las cosas verdaderas.

Pasaron muchas cosas este domingo de primero de mayo, es cierto.

Yo no puedo hoy ni aplaudir ni celebrar victorias por la muerte de un diablo.

Estoy oyendo sonar los silbidos de las canciones preferidas de mi padre adoptivo que paseará, también por el cielo, como lo hizo aquí, entre los vivos, sin importarle mucho ni los objetos, ni la gloria, ni los ángeles.

Porque es de esa manera, distraidos y ciegos, que dejamos pasar, sin darnos cuenta, a los espíritus más auténticos y desconocidos.

Partager cet article

Repost 0
Published by Armando VALDES-ZAMORA
commenter cet article

commentaires

josejulian 23/05/2011 19:15


Aquel periplo en busca de una medalla de plata por los barrios del yabu y que nos desembocaron desilusionados en la picadora , fue el reflejo mental que me inspiraba pedalear de tras de la guagua
que llevaba a los admiradores en vida de Juaquinin.Pancha.estoica y sombria ,angustiaba por no serle posible llegar_por lo irregular del terreno_ al espacio sepulcral donde reposa el caminante
incansable de mi barrio,pero alli levanto su cabeza y me repitio la frase ,que me resibio cuando llegue de caracas.yo solo se lo entrego a dios olivita.Descance en paz pues juaquinin y gracias por
haberle conocido.


nelida 23/05/2011 07:49


El Papa santo y el Bin Laden diablo tuvieron una madre y a otras personas que los lloraron sólo como a seres humanos, que les aplaudieron o criticaron por algo, pero que los quisieron por encima de
eso, los libros de historia hablan de personalidades, pero somos personas sólo con la familia y los amigos y para esos somos seres especiales, incomparables, inconmensurables. Hoy tu Joaquín a
través de tus recuerdos y sentimientos me ha sacado unas lágrimas, que no sacaron las demás noticias y ya lo veo silvando alegre, caminando contigo por Paris, porque está contigo, estos muertitos
queridos se van pero no abandonan, es la ventaja de lo espiritual sobre lo material


pedro a assef 03/05/2011 03:58


yo tengo besos guardados / que no lo sabe el olvido / de amores que se me han ido / y de amores marchitados / de amigos recién callados / por el fulgor de la muerte... (Assef)
Armando, aquella tarde que mirábamos a una muchacha desnudarse bajo la lluvia, no imaginábamos lo cruel y distantes que sería los días por venir. Lo mejor de todo esto es, que aún Pancha está viva,
y te puede decir y besar. Tú estás ahí siempre, detenido en los caminos más limpios de mi corazón. Tu hermano Assef.


Aranka 02/05/2011 19:08


Beaucoup d'émotion en lisant cet hommage.


Présentation

  • : La Balsa de la Musa El blog de Armando VALDES-ZAMORA
  • La Balsa de la Musa El blog de Armando VALDES-ZAMORA
  • : Comentarios sobre la literatura y la actualidad cubanas e internacionales
  • Contact

Liens