Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
2 février 2013 6 02 /02 /février /2013 02:04

Tombe_de_Baudelaire.jpg

Una tarde de verano, caminando por el Jardín de las Tuileries, vi pasar un cortejo de soldados a caballo que conducían a un hombre a pie, encadenado, y vestido también con uniforme militar.

“Van a ejecutar a ese general”, se oía al pasar, como era mi caso, en medio de una multitud que, intimidada quizás por la procesión militar, prefería guardar silencio o murmurar entre sí.

Apenas llegada la comitiva al estanque circular de donde provenían unos graznidos de patos, los soldados giraron hacia la derecha al grito de una orden, y siguieron rumbo al muro de la terraza que separa el jardín del Sena. Fue entonces que comenzó a oírse un canto fúnebre entonado por el propio general.

Sin embargo, en vez de seguir con la vista al cortejo o escuchar al general, la atención de muchos de los curiosos se desvío en dirección a la Plaza Luis XIV, a un costado del Louvre, de donde se veía venir galopando la silueta de un caballo desbocado y sin jinete que cada vez se acercaba más a la muchedumbre.

Casi nadie recordaría haber visto el momento en que un soldado entregaba un fusil al general prisionero después de haberle liberado las manos. Acto seguido, y sin dejar de apuntar hacia la sombra de la estatua de Luis XIV de donde venía el caballo, se oyó una detonación acompañada de unos relinchos que antecedieron la caída del animal, muerto, a escasos metros de la fuente de la que volaron, espantados, decenas de patos.

            Una parte de la multitud, confundida, corría a refugiarse tras las alineadas ramas blancas de  moreras, mientras que otra, estática, presenciaba con asombro la escena: el general levantando el fusil aún humeante saludaba a la concurrencia en señal de victoria.

            El olor a pólvora pasaba flotando entre  los espectadores hacia el río, impulsado por una breve brisa que siguió a un momentáneo silencio.

_ Como ordena la tradición, gritó el verdugo para que lo escucharan todos, cuando un general es condenado a muerte y su caballo aparece en medio de la ejecución, y éste lo mata, el general salva su vida.

_ Y entonces… intentó preguntar el general al verdugo antes de ser decapitado de un certero golpe de hacha, y ver el público rodar su cabeza  hasta a unos pasos de los ojos abiertos del caballo fusilado, y de mis zapatos salpicados de sangre.

Partager cet article

Repost 0
Published by Armando VALDES-ZAMORA
commenter cet article

commentaires

microsoft-chat.com 05/06/2014 13:08

Your blog has persuaded me to visit the museum as from you I came to know the fact that the museum is rich with vast collection of royal equipments. I think the museum wall is rich with many other royal paintings

microsoft-chat.com 05/06/2014 13:08

Your blog has persuaded me to visit the museum as from you I came to know the fact that the museum is rich with vast collection of royal equipments. I think the museum wall is rich with many other royal paintings

Tania 02/02/2013 19:12

Me gusto mucho!!!!, intenso el cuento.....

Margarita 02/02/2013 11:58

Me encanto !

Présentation

  • : La Balsa de la Musa El blog de Armando VALDES-ZAMORA
  • La Balsa de la Musa El blog de Armando VALDES-ZAMORA
  • : Comentarios sobre la literatura y la actualidad cubanas e internacionales
  • Contact

Liens