Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
20 juillet 2011 3 20 /07 /juillet /2011 12:13

2011-07-Magazine-litteraire-Sempe-copie-2.jpg           Al cabo de varios años ya he tenido tiempo de elegir los parques de París en los que más me gusta correr. Los suelo seleccionar por estaciones, por la intensidad de mi ocio, o por las simpatías de mi disciplina al ponerme las zapatillas, echarme perfume, y bostezar ante el espejo.

         Al final de jornadas agotadoras de cursos en la universidad, prefiero subir,  a medianoche, las calles empinadas que rodean el cementerio Père–Lachaise: estoy seguro que nadie molestará a mis caprichos a esas horas y por esos lugares.

       En primavera, a dos pasos de casa, corro entre la Bastille y Vincennes por La coulée verte, una especie de alargado puente vegetal sobre la ciudad, desde el cual veo, lejos de mí y abajo, a veloces transeúntes y a coches estresados.

        Si no tengo prisa, es decir, si es un día en el cual la vagancia puede hacerme inmóvil, me voy a una pista sintética, casi abandonada, en las afueras de la Porte de Charenton. Y si quiero sufrir por los remordimientos de mi conciencia estoica, en invierno, sé que no podré escapar de las colinas del más grande espacio verde de París, el parque de Buttes Chaumont.

      Cuando me pongo serio, es decir, cuando olvido que pasaron 20 años y más de cuando ganaba medallas en Cuba, me largo al parque Monceau, por donde solía pasear Marcel Proust. Me extenúo allí dando vueltas alrededor de las estatuas de Maupassant, Alfred de Musset y Chopin, y de la placa que señala el matorral sobre el cual cayera André-Jacques Garnerin, el primer paracaidista de la historia: aprovecho la exactitud del kilómetro del circuito para creerme en el Campo de Sport de Santa Clara o en el Malecón de La Habana, y medir (con estupor), el tiempo que demora ahora mi fatiga.

         Y explico esto porque queriendo comentar el número de verano de la revista Le magazine littéraire dedicado a la soledad, me percato que correr y escribir son dos actos que necesitan, para sus regocijos, una gran vocación de solitario. Y que ambos ejercicios, del cuerpo y del alma, aprovechan el abandono masivo de la ciudad en verano si quieren ejercerse con la calma que exigen.

         Porque dos son los tipos de personas que conviven los veranos en París: los solitarios y los turistas.

       Los primeros son los que tienen que trabajar durante el verano, o, los menos, los que no pueden o no quieren irse de la ciudad en estos meses. Los segundos forman parte de los más de 70 millones de extranjeros (o de provincianos) que hacen de Francia, el país más visitado en el mundo.

       Le magazine littéraire de julio-agosto vuelve sobre el tema de la soledad y, como se puede leer en su portada, abarca un amplio panorama de escritores, pensadores y algunos pintores que va del romano Ovidio al francés Maurice Blanchot.

         Dos maneras evidentes de asumir la soledad se exponen aquí: por imposición o por adopción. De la soledad impuesta la forma más común es el exilio, y en este caso, las cartas y versos de Ovidio desde el mar Negro, siguen siendo una referencia inevitable.

  Ellos hablan entre ellos la misma lengua

Yo soy el único que está obligado a expresarse por gestos

Aquí el bárbaro soy yo

Nadie me entiende

Y esos getas estúpidos

Se divierten cuando yo hablo latín.

        Ovidio murió allí, en la actual Rumanía, y a pesar de haber conservado sus esclavos y vivir con cierta opulencia, no soportó nunca la lejanía de Roma y de la vida mundana a que se había acostumbrado.

      La lista de quienes ven en la soledad una necesidad intelectual, como se puede esperar, es demasiado larga y aumenta con la aparición de la modernidad. Los emblemas que cita Le Magazine littéraire van desde Góngora, Rousseau, Kierkegaard, Salinger, Karen Blixen, por supuesto Proust, y Gustave Flaubert.

            Flaubert, escondido del mundo, se cree un ermita “tranquilo como un dios”, escribe. Un ermita en compañía únicamente de sus perros, en una época se llama Dakno el perro que lo mira escribir Madame Bovary, en otra Miss Putzel, más tarde Monsieur Julio. Hasta que Flaubert se ve a sí mismo como un animal, prefiere metamorfosearse por épocas en ostra, hormiga, foca, tigre, camello, rinoceronte o, en su animal preferido, un oso: “ Tengo incluso deseos de comprar la pintura de un bello oso, encuadrarlo y colgarlo en mi cuarto, después de haber escrito encima: Retrato de Gustave Flaubert”, escribe en 1845 a Ernest Chevalier.

       Maurice Blanchot por su parte lleva al extremo la necesidad de una soledad que él nombra “esencial”, lo que le hace afirmar que “parece ser que sólo aprendemos algo sobre el arte cuando sentimos lo que designa la palabra soledad”.

       Pienso, sin embargo, que hasta en estas soledades creadoras, el testimonio mismo de la carta, el poema, o la obra que se escribe, es la prueba de la necesidad de ese otro del cual uno, con placer e insistencia, se esconde y se aísla.

      Hay, evidentemente, grandes ausencias en este número de Le magazine littéraire. Las que más me sorprenden (entre los franceses), las de dos empedernidos solitarios: Pascal y Montaigne.

     Pero aparece Nietzsche, caminando. Es decir, solo, pero en movimiento. Pensando al caminar, y viceversa. La soledad de Nietzsche se desplaza con él, la lleva a cuestas. “Mi única posible manera de existir: pasearme”, escribe a Peter Gast en 1879.

     El paseo, como escribe Patric Wottling, indica una doble exigencia para Nietzsche; la soledad como creación de valores, pero también la creación como desplazamiento del cuerpo y del pensamiento, hacia una cima.

       En El crepúsculo de los ídolos, el libro donde Nietzsche desea destruir a medio mundo, se puede leer: “Quedarse atado a su silla, he aquí el pecado contra el espíritu sano. Sólo tienen valor los pensamientos que vienen cuando se camina”.

       O se corre, añado yo, que prefiero correr a caminar. Sobre todo, en días así, cuando París se queda sin parisinos estresados, y las bibliotecas y los parques parecen abrir la luz y sus libros, únicamente a elegidos solitarios estivales.

Partager cet article

Repost 0
Published by Armando VALDES-ZAMORA
commenter cet article

commentaires

paolo 26/12/2015 10:57

oportunidad financiero para sus necesidades

Este mensaje va dirigido a los particulares, a los pobres, al Banco privado, a los empresarios públicos o privados, o a todos

los que están en la necesidad de un préstamo particular para reconstruir su vida. Está en busca de préstamo para o para

reactivar sus actividades o para la realización de un proyecto, o para garantizar el futuro de sus niños, o para comprarle un

apartamento, un coche, pero es una prohibición bancaria o su expediente a verano rechazado al banco. Soy un particular,

concedo préstamos a todas personas que pueden respetar sus compromisos. Este préstamo se concede a todas las personas capaz

de cumplir las condiciones. Mi porcentaje de interés es de 2 al 3% por año reembolsable a medio, a corto o largo plazo, según

su conveniencia con el fin de ustedes dado el tiempo fructificado del empréstito que había recibido. Si necesita dinero por

otras razones, no dudan en contactarme para más información. Todos particulares serios y honestos estoy allí para ustedes.

Gracias de contactarme por E-mail a una única dirección: fredialaila@gmail.com

Aymara 07/08/2011 17:28


Gracias por este articulo, lo disfrute mucho.
Algunos perseguimos la soledad como algo raro, necesario y precioso, pero tambien, como dices, necesitamos salir de ella para despues regresar.


Isabel 28/07/2011 16:17


Gracias Armando por tenernos al tanto de lo que se publica alli en Paris. Y de tu aradable soledad gal, besos.


Silvia 27/07/2011 18:16


No es facil quedarse sola aqui, Armando


Armando I 23/07/2011 15:44


Te felicito de todo corazon por tu articulo y por la calidad de todo lo que escribes , ya te abras dado cuenta de lo joven que eres y del camino que en las letras todavia tienes por delante.
Un abrazo fuerte


bouhet 06/10/2016 13:04

Hola a todos

PRÉSTAMO testimonios recibidos sin cargos en ADVANCE

Para mí nunca ha existido el préstamo entre individuo. Pero a fuerza de oír hablar de algunos prestamistas que parecían graves en los foros y blogs Mi elección fue dirigida a las sales Sra. Marie Josee.
ella me dio un pret despreocupada € 50.000 sin cuotas de antemano de acuerdo con la legislación europea en Francia Le aconsejo que tomar la decisión correcta con el fin de no caer en la red equivocada.
Gracias a todos los que dan testimonio de ella; es una referencia lo aseguro. usted puede de manera segura en contacto con él en su correo electrónico: mariesels2@gmail.com
  
Sinceramente ...

Présentation

  • : La Balsa de la Musa El blog de Armando VALDES-ZAMORA
  • La Balsa de la Musa El blog de Armando VALDES-ZAMORA
  • : Comentarios sobre la literatura y la actualidad cubanas e internacionales
  • Contact

Liens