Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
31 décembre 2011 6 31 /12 /décembre /2011 19:04

(Notas sobre Carlo Emilio Gadda)

            Severo Sarduy, en una conocida reseña al publicarse Paradiso en París, incluye esta frase sobre Lezama Lima: “Hay que compararlo obviamente con Proust y con Gadda”.  El “Proust del Caribe” repiten desde entonces los cronistas y los perezosos, cuando se cita el nombre del escritor cubano en Francia.

¿Y quién es ese Gadda?, se pregunta uno. Lezama no lo conocía tampoco. Al menos eso le dice a Sarduy: “Usted habla de Gadda y lo desconozco totalmente”, y aclara, “y no por el prurito americano de no tener influencias, pues de sobra sabemos que lo que uno desconoce puede penetrar también en su obra”.

Acabo (al fin) de leer la novela Quer PasticciaGADDA.jpgccio brutto de Via Merulana (1957) del  italiano Carlo Emilio Gadda. Más bien de intentarlo. La leo primero en francés. Germano, un amigo napolitano, acepta con visible compasión leerme pasajes de café en café, para tratar de retener algo de esa catedral de palabras en la que se funda la reputación de este “Joyce italiano”, gritan los gacetilleros. Después, por suerte, puedo consultar la traducción español de Juan Ramón Masoliver publicada en 1965, y me siento más cómodo, claro. Lo cual  quiere decir, tratándose de Gadda, que limito los estragos de mi impotencia.

 En El zafarrancho aquel de vía Merulana  una trama policíaca sirve de pretexto a Gadda para explorar hasta el infinito las posibilidades lingüísticas de la lengua italiana, para emprender, digamos, una batalla sin fin entre la expresión y el universo de la Roma de finales de la década del 20. Varios dialectos se superponen en los discursos de sus personajes insólitos (el detective Francesco Ingravallo o don Cicco, el principal ) en una ansiedad sin pánico que, como escribe François Wahl en el prólogo de la edición francesa, forma parte del propio estilo de Gadda.

Cristophe Misleschi en su libro Gadda contra Gadda : la escritura como campo de batalla sintetiza a mi parecer lo esencial de la intención de Gadda. Su singularidad, dice, reside en el hecho de hacer de un lugar común todo un sistema, pero no un sistema de pensamiento, sino más bien un sistema de escritura: una máquina de producir relatos.

Leer a Gadda es entonces un desafío que saldo con retraso en este 2011 que termina. He intentado (sin éxito) obviar las comparaciones con Lezama. Son visibles las similitudes que indujeron a Sarduy a citarlos juntos. Pero también son evidentes las diferencias (como se apresura a decirle Lezama a Sarduy en una segunda carta) en la tentativa común de crear, en el mismo tiempo de una modernidad compartida, una manera diferente de apropiarse del mundo. Es decir, el intento de dejar, a la manera de un nacimiento, la prueba material de algo (llámese cultura, ritmo, habla, naturaleza) que, de ignorarlo, condena nuestra incultura o nos aconseja, al menos, la tarea de leerlos.

  

 

 

Partager cet article

Repost 0
Published by Armando VALDES-ZAMORA
commenter cet article

commentaires

Germano 02/01/2012 12:27

Gracias Armando, feliz año nuevo para ti tambien (y tu familia). me alegro que te guste' Gadda, aunque pienso que Sarduy se referia sobretodo a una otra novela suya "la cognizione del dolore" que
tiene un estilo (y una lengua, porque utiliza el italiano y el español) que mas se parace a lo de Lezama Lima... deberias intentar encontrarla en alguna libreria o biblioteca, no sè si se publica
todavia en Francia, pero intentalo..

Présentation

  • : La Balsa de la Musa El blog de Armando VALDES-ZAMORA
  • La Balsa de la Musa El blog de Armando VALDES-ZAMORA
  • : Comentarios sobre la literatura y la actualidad cubanas e internacionales
  • Contact

Liens