Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
5 juin 2013 3 05 /06 /juin /2013 11:41

Peinture-Chat-noir.jpg

LES CHORISTES

En el edificio de enfrente, a las tres o tres y media de la madrugada, cada noche se ponía a cantar. Yo la oía:

-Debout, les damnés de la terre …Debout, les forçats de la faim…

Es Madame Gaceñiga, la soprano políglota del barrio. Probablemente, la única soprano loca de la ciudad: un privilegio, un lujo, una exquisitez.

Madame Gaceñiga tiene más o menos años, nadie lo sabe bien. Y vive, por supuesto, en la más absoluta soledad. Su contacto con el resto del planeta se realiza a través de los gatos. Decenas, cientos, acaso miles de gatos. Políglotas en su mayoría también como ella. Y como ella, insomnes y operáticos hasta la enfermedad. Es decir, Madame Gaceñiga no vive sola en absoluto. Al contrario: tal vez sea el ser más acompañado del barrio, la ciudad, y hasta de nuestra desvelada nación.

-Arise, ye workers from your slumber…Arise, ye prisoners of want…

Hace años que a Madame Gaceñiga le ha dado por perfeccionar las notas iniciales de “La Internacional”. Como es sabido, se trata de un arreglo musical de Pierre Degeyter (su compositor favorito, por lo demás), quien al parecer llegó a ser incluso su amante, en 1930 o 1932, siendo él mismo ya un anciano y ella una solterona republicana de paso por París para estudiar el bel chant.

Hace décadas que, según dicen, con un fémur humano (acaso del propio Pierre Degeyter), la madame dirige a su coro de felices felinos (todos machos pero castrados) desde la medianoche hasta el amanecer. Hace décadas que (y esto nos consta a cada uno de sus vecinos) la madame sacrifica a uno de sus vocales tras la velada: tal vez al que peor desafine. Al parecer, de eso se alimenta ella en su ostracismo. Y también del resto de su tropita coral. Los huesos remanentes son lanzados entonces desde una ventana hacia el tambuche plástico de la esquina, aunque casi ninguno acierta, y así se va creando un cementerio fósil que nadie se atreve a limpiar por miedo a que Madama Gaceñiga sea bruja.

-De pé, ó vítimas da forme…De pé, famélicos da terra…

Este holocausto, por supuesto, implica forzosamente cierta reposición. De ahí que los vecinos ya no dejan salir nunca a sus gatos machos sobrevivientes. Aunque en los consejillos de vecinos se ha valorado denunciarla a alguna instancia paramédica o parapolicial, la naturaleza ideológica de la canción ensayada por la madame, así como su relación afectiva con un ícono de la izquierda internacional de la talla de Pierre Degeyter, han votado a favor de Gaceñiga. De hecho, todas las escuelas y empresas del barrio se llaman desde hace décadas “Pierre Degeyter”, y en sus respectivos murales florece la biografía del músico plagiada de una enciclopedia digital.

-Ontwaakt verworpenen der Aarde Ontwaakt verdoemd in hong’ren sfeer

En lo personal, he preferido aliarme a nuestra soprano local. Supongo que no sea muy elegante hacerle una guerrita fría a quien tiene más o menos cien años. Así que, noche tras noche, a las tres o tres y media de la madrugada, cuando desde el edificio de enfrente ella y sus pupilos se ponen a ensayar otra vez, en la penumbra muda de mi apartamento yo comienzo, también, y sin la menor ironía o parodia, a tararear las notas iniciales de “La Internacional”.

Sé que no afino especialmente y que Madame Gaceñiga enloquecería de rabia si me escuchara entonar: imagino incluso su fémur humano chocando toc-toc-toc contra mi occipital. Sé que mis amigos dicen que yo lo hago para paliar mis persistentes temporadas de insomnio. Pero no es así. En absoluto.

Resulta que siempre me han fascinado las posibilidades creativas y clandestinas de los idiomas extraños. Creo que en cualquier otra lengua, que no sea la natal, es posible narrar ciertas sutilezas secretas que, en este caso, se escapan del universo físico de nuestro idioma español. Asumo que esto no tiene mucho que ver con la tan manoseada libertad de expresión, sino en todo caso con la inexpresión. Sé que no puedo transmitir del todo mi idea. En fin, no sé. Mejor óiganme interpretar estos floreos de Madame Gaceñiga a ver si, mal que bien, me ayudan a mostrar lo que les quisiera directamente decir:

-Debout, les damnés de la terre …Debout, les forçats de la faim…

-Arise, ye workers from your slumber…Arise, ye prisoners of want…

-De pé, ó vítimas da forme…De pé, famélicos da terra…

-Ontwaakt verworpenen der Aarde Ontwaakt verdoemd in hong’ren sfeer

Tomado del libro Boring Home, Premio Franz Kafka, Garamond, Praga, 2009.

Ilust. couleuretarabesque.artblog.fr

Partager cet article

Repost 0
Published by Armando VALDES-ZAMORA
commenter cet article

commentaires

Carlos Artime 06/06/2013 20:45

Orlando Luis excelente bien escrito y dibujado con tu estilo propio de limpieza de lenguaje y pensamiento...felicidades!!!

Présentation

  • : La Balsa de la Musa El blog de Armando VALDES-ZAMORA
  • La Balsa de la Musa El blog de Armando VALDES-ZAMORA
  • : Comentarios sobre la literatura y la actualidad cubanas e internacionales
  • Contact

Liens